La fotografía corporativa debe definir la empresa y el producto. Una buena fotografía vale más que mil palabras, pero el más importante de los reportajes es una buena corrección de color y adaptación a su imagen corporativa.

– Fotografías por la web y redes sociales.

– Fotografías por catálogos.

– DVD’S de presentación para entregar a los clientes.

– Productos multimedia.

– Audiovisuales de reproducción continua para locales comerciales, escaparates, oficinas …

– Soportes audiovisuales para ferias.

– Catálogos promocionales.